ToreoWeb | ¿Por qué no veo todo lo que sigo en Facebook?
5118
post-template-default,single,single-post,postid-5118,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_top,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

¿Por qué no veo todo lo que sigo en Facebook?

El edge rank de Facebook suscita muchas discusiones entre las personas ya que no todos vemos lo mismo aunque sigamos las mismas fanpages o las páginas personales. Seguro y les ha pasado que alguien ha subido un contenido más de una vez y algunos lo ven y otros no. El origen es el edge rank, un algoritmo que decide a quién muestra Facebook tus publicaciones y a quién no.

Lo que uno publica no se muestra en la sección de noticias de todos tus amigos, ni siquiera en la de aquellos que están conectados en ese momento. A la hora de difundir tu mensaje, Facebook se basa en la combinación de varios factores que, además, van variando con el tiempo.

Estos son los 5 factores que tiene en cuenta en la actualidad el edge rank

  1. INTERÉS: de los usuarios en ese autor, es decir, las personas que siguen una página o que estén hablando de ella tendrán más posibilidades de que aparezca en su timeline una actualización de esa página.
  2. CONTENIDO: nivel de interacción conseguida por ese contenido gracias a su originalidad. Es decir: si los primeros que lo ven interactúan con el contenido (por ejemplo, comentan o dan a «Me gusta»), Facebook se lo mostrará a más personas.
  3. CREADOR: qué tal han funcionado los contenidos anteriores publicados por ese autor.
  4. TIPO DE CONTENIDO: el algoritmo, ahora mismo, favorece los videos, ya que quiere competir con YouTube y penaliza los enlaces externos (no quiere que salgas de Facebook). Una publicación con video aumenta el 233 por ciento su alcance orgánico promedio.
  5. ACTUALIDAD: la fecha de publicación del contenido también es importante. Si una persona no se conecta a Facebook hasta un día después de su publicación, pero es un seguidor fiel de esa página, Facebook se lo mostrará (no hace falta que esté conectada en ese mismo momento). Sin embargo, si pasa demasiado tiempo, se perderá esa publicación a favor de otras más recientes.

¿Es mal momento para las marcas en Facebook?

Sí. El edge rank penaliza todo aquello que le huela a publicidad (si no le han pagado por ella):

  • Contenido publicado por la página de una marca que no haya sido promocionado (es decir, en cuyo posicionamiento no se haya invertido dinero)
  • Publicaciones de individuos que citen a una marca (si aparece el nombre de esta marca en azul, es decir, ‘clickable’)
  • Imágenes que contengan un porcentaje alto de texto (si ponemos texto en Facebook, Facebook quiere ser capaz de leerlo; el texto dentro de imágenes escapa de su control)

A todas estas barreras que pone Facebook a las marcas se añade otra: el usuario es cada vez más reacio a aceptar contenido de marcas. Los últimos estudios estiman un descenso del 20 por ciento en menciones a marcas en redes sociales. Antiguamente, predominaban por parte de las marcas los mensajes del tipo «para entrar en el concurso, solo tienes que dar ‘Me gusta’ a la página y compartirlo en tu perfil», una fórmula que ahora da muy mala imagen y solo es utilizada por marcas de sectores muy concretos que apuestan por las promociones (por ejemplo, supermercados).

Hoy en día las personas son muy conscientes del poder que tienen sus perfiles para las marcas, que toman sus decisiones en base a la información que reciben sobre los hábitos de los usuarios en las redes sociales. Debido a esta revalorización de los propios perfiles sociales y de la imagen personal que da uno en el mundo digital, ya no es tan fácil que un usuario se convierta espontáneamente en prescriptor de una marca, bien sea citándola o compartiendo su contenido. La paradoja es que las publicaciones que provienen de esos usuarios que ya no quieren casi nada con las marcas son las mejor posicionadas.

Trato personalizado de las marcas

Hoy en día los consumidores demandan un trato personalizado. Algunas recomendaciones para las marcas son las siguientes:

  • Utilizar contenido visual 
  • Trabajar la creatividad
  • Hacer buenos videos. Triunfan, por ejemplo, los tutoriales y consejos o el contenido emocional y cercano a la audiencia.
  • Usar los nuevos formatos, como los videos 360º o Facebook LIVE.
  • Destinar un presupuesto a promocionar las publicaciones, debido a las restricciones al alcance orgánico.
  • Realizar acciones de cocreación en las que el contenido no provenga exclusivamente de la marca para animar a que los usuarios se conviertan en sus prescriptores o incluso sean ellos los que creen contenido para la marca. Acuerdos con influencers y su capacidad de amplificación en esta búsqueda del alcance orgánico perdido.
  • Ofrecer entretenimiento y experiencias, especialmente a un público millenial que tiene más propensión a ser influenciado pero ya no confía en la publicidad tradicional.

En un futuro próximo, se prevé que las marcas entren en la mensajería instantánea de Facebook. Por ejemplo, será posible taggear a una marca, incluir un pase de diapositivas que muestre distintos productos, geolocalizarla o incluso probarse una prenda de ropa.

Ante este futuro cambiante, las marcas deben estar informadas e irse adaptando a las nuevas tendencias que marca el dios Facebook.

Fuente: Yorokobu

No Comments

Deja un comentario