ToreoWeb | La vida en Internet tras la muerte
3280
post-template-default,single,single-post,postid-3280,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_top,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

La vida en Internet tras la muerte

La vida en Internet tras la muerte

Seguro que más de una vez te has preguntado qué sucede con los perfiles sociales en Internet de una persona después de su muerte.

¿Que sucede con nuestras cuentas en Facebook, Twitter, Instagram o Gmail, se mueren al mismo tiempo que nosotros o son inmortales? Existe ya la respuesta.

Fue en 2013 cuando Google anunció qué pasaría con las fotos, correos o videos relacionados con una cuenta en Gmail si el propietario fallece. Puso en marcha la opción ‘Administrador de cuentas inactivas’. Según explicó la compañía, el sistema funciona estableciendo un tiempo de inactividad (tres, seis, nueve ó 12 meses) en el que no entras en ninguno de los servicios de Google. Una vez pasado este período, durante el cual se envían mensajes de texto y correos invitando a la persona a volver a entrar, se notifica esa inactividad a una lista de personas elegidas por el usuario. Además, Google envía un link para poder descargar los datos del usuario publicados en los servicios de la compañía. El siguiente paso es saber si la persona determina el cierre de las cuentas. Esto afecta, según se elija, a Google+, Blogger, Gmail, Drive, Picasa, Voice y Youtube.

En Facebook, según su política de privacidad, el perfil se puede eliminar o convertir en una cuenta conmemorativa por petición de los familiares. Antes, esta página ‘en memoria’ no podía ser gestionada por nadie, algo que ya está cambiando. La opción se llama Legacy Contact (Contacto de legado), que viene a ser la designación de un albacea que pueda administrar aspectos de un perfil, una vez que la persona muera. Facebook explica que una vez que esa persona seleccionada les informe sobre la muerte de su ‘protegido’, la red social convertirá el perfil en una página de honor. Ahora esa persona podrá realizar algunos cambios. Por ejemplo, podrá publicar mensajes sobre servicios religiosos o de cariño. También podrá responder a solicitudes de amistad y actualizar las fotos de perfil y portada.

En vida, la persona puede además dar permiso a su albacea para descargar archivos como fotos o videos. Esto es opcional. En ningún caso la persona encargada podrá entrar al perfil con los credenciales del fallecido. Tampoco leer mensajes privados. Si el usuario no quiere que su perfil se convierta en una página ‘en memoria’, lo podrá notificar a Facebook y la red social eliminará la cuenta de forma definitiva.

La mala noticia es que de momento se trata de una opción disponible sólo para los Estados Unidos y esperan poder desarrollarla en otros países del mundo.

Twitter también solicita ciertos datos a familiares o representantes legales del fallecido para cerrar la cuenta en caso de que su propietario muera. En su apartado de ‘Ayuda’, se puede acceder a la opción ‘Cómo informar a Twitter sobre un usuario fallecido’. Es ahí donde se detallan los documentos a presentar: información sobre el fallecido, una copia de su credencial de lector y un certificado de defunción. Además, los familiares directos u otras personas autorizadas pueden solicitar que se eliminen imágenes o vídeos de fallecidos, desde el momento en que se produce el incidente hasta los momentos previos o posteriores al fallecimiento. Para ello, deben enviar una solicitud a Twitter a través de un formulario de privacidad.

En Instagram se debe enviar un correo electrónico al equipo de soporte para hacer este trámite.

Fuente: http://www.hoy.es/

No Comments

Deja un comentario