ToreoWeb | Google Music Lab experimenta en la web con música
4211
post-template-default,single,single-post,postid-4211,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_top,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Google Music Lab experimenta en la web con música

Google Music Lab experimenta en la web con música

Google acaba de lanzar una colección que experimenta con música: Google Music Lab. Esta es una nueva colección de proyectos en la que el gigante de la tecnología muestra las posibilidades de la música en los navegadores modernos.

Lo puedes encontrar en musiclab.chromeexperiments.com, y se presenta como una categoría de su famoso chromeexperiments con aplicaciones que usan su Web Audio API para mostrar resultados sorprendentes, todos ellos relacionados con el sonido y la música.

Google pretende demostrar que, una vez más, no necesitamos utilizar Flash para crear proyectos web interactivos impresionantes. Les compartimos algunos de los ejemplos que ya están disponibles:

Spectrogram: en este ejemplo podrás ver las frecuencias que emiten diferentes instrumentos, que lo hacen con curvas de colores que se mueven al mismo tiempo que el sonido que escuchamos de fondo. En la parte inferior tenemos las diferentes opciones de instrumentos que pueden ser seleccionados.

Kandinsky: en este espacio, la pintura se transforma en música. Solo tenemos que realizar trazos en la página para que aparezca un sonido asociado a la posición y forma. El reproductor nos permitirá generar la música de todo lo que hemos pintado.

Rythm: aquí podemos ver monos tocando tambores en el momento en el que lo indiquemos desde el panel inferior. La idea ya la hemos visto en varios proyectos musicales interactivos: definimos el momento y el tono que debe ser tocado en cada instante.

Por lo pronto, cuenta con pocos ejemplos disponibles, pero son suficientes para pasar un rato divertido explorando las posibilidades que ofrecen estos recursos.

No Comments

Deja un comentario