ToreoWeb | Falsas historias que dañan la reputación de marcas en Internet
3967
single,single-post,postid-3967,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_top,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Falsas historias que dañan la reputación de marcas en Internet

Falsas historias que danan la reputacion de marcas en Internet

Falsas historias que dañan la reputación de marcas en Internet

Que las marcas cada vez más apuestan más por Internet no es nada nuevo. Compartir datos, tener una mejor relación con el consumidor, un comunicación bidireccional, poder segmentar el público al que se dirige, etc. se ha convertido en un elemento crucial en la posición de las marcas. Internet ha hecho, en definitiva, mucho más sencillo conocer un tema, dar a conocer un problema o acceder a un dato concreto que antes solo estaba disponible para unos pocos. Internet ha democratizado la información para que sea más libre que nunca.

Al mismo tiempo, también se ha convertido en una fuente de desinformación y en una en la que los bulos o falsas historias circulan mucho más rápido. Todo se hace viral mucho más pronto y el poder que se puede tener para controlar las mentiras y sus efectos es mucho más limitado.

De hecho, posiblemente todo el mundo recuerda cómo con el comienzo de la popularidad de la red empezaron a circular ciertas informaciones alarmistas. Y unas de las principales víctimas de esta avalancha de información falsa fueron las empresas y las marcas.

Los consumidores tienen en internet un aliado que les ayuda a conocer mejor a las marcas y sus productos y a ser más conscientes de sus fortalezas y de sus debilidades. Pero la red también ha jugado a desinformar a veces se ha convertido en el lugar en el que las leyendas urbanas y las medias verdades se comparten a velocidad de la luz.

¿Qué puede hacer una marca ante un bulo?

Las marcas han tenido que aprender a luchar contra el impacto que han tenido estas historias y que funcionan, de hecho, muchas veces como un ataque directo contra su imagen de marca. Y la palabra clave de la lucha es la transparencia.

Las marcas hoy en día se han visto forzadas a ser más transparentes que nunca y tienen que lograr compartir información de forma sólida y creíble que ayude a contrarrestar ese mensaje falso. Nunca se debe de contrarrestar con otra falsedad.

Una compañía transparente y que comparte información sobre quién es y qué hace no solo está cumpliendo con lo que los consumidores esperan, sino que además se está blindando contra este tipo de acciones.

Fuente: Puro Marketing

No Comments

Deja un comentario